Roglic no pudo cambiar de bicicleta porque los directores del equipo estaban meando

problemas para roglic en el giro

Durante la etapa 15ª del Giro de Italia, Primoz Roglic sufrió varios contratiempos, además de caerse previamente había sufrido una avería mecánica en su bicicleta de carretera que le hizo perder tiempo. En este vídeo queda claro, que tanto dentro como fuera del coche se vivieron muchos nervios.

A pocos kilómetros de meta, cuando el grupo de favoritos comenzaba a tensar la carrera Primoz Roglic advirtió al coche del equipo Jumbo-Visma que tenía averiada su bicicleta y necesitaba cambiarla. La mala suerte hizo que justo ene se momento como podemos ver en el vídeo, los directores de equipo junto al mecánico de bicicletas, estaban parados fuera del coche haciendo sus necesidades.

Tal fue la tensión vivida, que el conductor no acertaba a ponerse el cinturón de seguridad. A toda velocidad fueron en busca del ciclista esloveno. Por suerte para este su compañero de equipo, Tolhoek le cedió su bicicleta.

Cuando el coche del equipo se pone a su altura podemos ver como el conductor le da un bote de agua, no para que beba, sino para impulsarle y ayudar para que Roglic vuelva al grupo de los favoritos, a esta práctica se la conoce como «sticky bottle» (botella pegajosa).

Al final consiguió llegar al grupo de favoritos, pero con la tensión vivida y que no iba en su bicicleta en pleno descenso Roglic se choco contra el quitamiendos de la carretera, por suerte no sucedió nada.

Además tuvo que pagar una multa de 200 francos suizos por haber sido empujado por el coche del equipo usando la técnica del «bote pegajoso», por suerte para el ciclista y para el equipo la sanción económica no iba acompañada de una penalización de tiempos.