Presentación Orbea Rallon R4 2014 27.5″ – Baja, pedalea y vuelve a bajar…

Hace más de diez años desde que nació la primera Rallon. Generación tras generación, en Orbea no han parado de evolucionar y mejorar, de avanzar a su ritmo, hasta llegar a esta increíble R4.

Son muchos los pequeños detalles que la hacen grande, pero sobre todos ellos, hay dos que destacan del resto: velocidad y funcionamiento.

orbea2_rallon_r4_275

La nueva Orbea Rallon R4 ya ha conseguido su primer podio en la Copa del Mundo de Enduro, y fue justo un día antes de su presentación oficial en Finale Ligure, Italia, hasta donde nos desplazamos, consiguiendo un gran tercer puesto con el Junior Aurélien Demailly, que seguramente no sea el único en la próxima temporada.

orbea5_rallon_r4_275

:: NOVEDADES

Sin entrar en detalles, a simple vista podemos ver que el cuadro ha sido rediseñado por completo. Tubos, bieleta, anclaje del amortiguador, geometría…
Los ingenieros de Orbea junto con los corredores del equipo de Enduro Orbea-Meríbel se han centrado en crear una bici preparada para la alta competición, con un funcionamiento y un sistema de suspensión eficaz, pensado para bajar como un misil y conservando su eficacia de pedaleo y ligereza, pero dejando de lado algo que muchos esperaban, como era la versión con cuadro de carbono de la Rallon. Tras dos largos años de desarrollo, muchas pruebas, y grandes cambios, el carbono no entraba dentro de los planes de la R4, debido a que las ventajas que podría llegar a tener, hubiesen incrementado el precio y el tiempo final.

Para ello, una nueva geometría basada en un eje de pedalier más bajo (14mm más bajo que en la R3), unas vainas más cortas, de tan solo 420mm, una distancia entre ejes que aumenta en 40mm, horquilla bastante lanzada y un tubo de sillín más adelantado y vertical, hacen que el comportamiento de la nueva Rallon cambie por completo.

orbea8_rallon_r4_275

Si todos estos cambios no fuesen suficientes, la nueva R4 da una vuelta de tuerca más, y se adentra en el cambio de geometría, con dos argumentos principales, bajar más el eje de pedalier, para ser exactos, 21mm más bajo que en la R3, llegando hasta los 338mm de altura, y lanzar aún más la horquilla, llegando hasta los 66º. El ángulo del tubo vertical también varia con este cambio de geometría, pasando de 75º a 74,5º. El cambio de geometría se realiza con una llave allen y en menos de un minuto, con el simple gesto de rotar una pequeña pieza concéntrica situada en el anclaje superior del amortiguador.

orbea7_rallon_r4_275

Otras características que mejoran el aspecto y el buen funcionamiento de la Rallon son el cableado interno (también posibilidad de ser externo) de la tija telescópica, así como el guiado limpio y cuidado de todos los demás cables a través del tubo diagonal, protectores de goma en vaina, tirantes y parte inferior del tubo diagonal, o posibilidad de montar guiacadenas con anclaje ISCG05. El anclaje inferior del amortiguador posee dos rodamientos sellados en vez de casquillos de fricción, lo que garantiza una vida útil más larga y una gran sensibilidad.

orbea6_rallon_r4_275

ORBEA RALLON XLTD

orbea_rallon_r4_275_bos

 

orbea_rallon_r4_275_geometria

:: SOBRE EL TERRENO

Que mejor escenario para probar la Rallon R4 que los mismo senderos por los que pocas horas antes, los mejores corredores del mundo, se disputaron la Serie Mundial de Enduro. La fuerte lluvia caída el domingo tras la competición dejó el terreno en perfectas condiciones, y aunque siempre con la amenaza de las nubes y el pronóstico nada bueno de los siempre aguafiestas «hombres del tiempo», la cosa aguantó, pudiendo disfrutar de dos días de test por la enorme red de senderos que rodea el pequeño pueblo de Finale Ligure.

orbea11_rallon_r4_275

Tras un buen desayuno en la Villaggio di Giuele, donde nos hospedamos durante cinco días, nos dirigimos a la carpa móvil de Orbea, situada en pleno paseo marítimo. Allí los mecánicos de Orbea compuestos por «El P. amo» y su ayudante, junto con Arthur Quet, responsable de Bos Suspension, tenían listas nuestras R4, ajustadas según nuestro peso y forma de conducción, y a las que solo les faltaba algún toque personal, como la altura de potencia, manetas, etc…

orbea3_rallon_r4_275

Sin más, y con la ayuda de los guías locales, nos dirigimos hacia el punto más alto de Finale para descubir algunos de sus mejores caminos.

orbea4_rallon_r4_275

Este es el prototipo final que el corredor de Orbea-Meríbel Simon Andre ha estado utilizando en los últimos meses. No hay casi variaciones con el modelo final, salvo la pintura y el montaje.

orbea9_rallon_r4_275

El modelo que pudimos probar fue el XTEAM, montado con suspensiones BOS. En la rueda delantera la horquilla BOS Deville y en la trasera el nuevo amortiguador Kirk personalizado para la Rallon, con plataforma de pedaleo y todos los ajustes que puedas imaginar.

orbea10_rallon_r4_275

Los componentes corren a cargo de Race Face, y el grupo a Shimano, con su XTR de doble plato, dejando para los frenos a los potentes Formula T1 Gold, que sorprendieron por su buen funcionamiento.

Las ruedas de esta XTEAM son las nuevas Mavic Crossmax Enduro LTD de 27,5″. Cabe destacar, que esta nueva Rallon, pese a ser debutante con el nuevo tamaño de rueda, este tema fue del que menos se habló durante toda la presentación, tanto por parte de Orbea y sus corredores profesionales, como por los diferentes medios que allí nos juntamos.

orbea13_rallon_r4_275

En un principio Orbea no descartó seguir montando ruedas de 26″, y se crearon los dos prototipos, 26 y 27,5, pero todas las pruebas realizadas con el nuevo diseño y ambas ruedas, daban siempre un claro resultado: las ruedas de 27,5 son mucho más rápidas.

En el momento que se supieron los resultados de los diferentes test realizados con ambos tamaños de rueda, Orbea y el equipo profesional de Enduro centró todo su esfuerzo en crear la mejor Rallon vista hasta ahora, eso si, con ruedas de 27,5.

Nos gustaría recalcar este aspecto, ya que creemos que va llegando el momento de dejar de pensar en una bici sobre si tiene un tamaño de rueda u otro, centrándonos en aspectos más importantes, como su funcionamiento real, independientemente de si es 26, 27 o 29″.

orbea_rallon_r4_275_bos_negra

Nuestras primeras impresiones al montarnos sobre la R4 despejaron cualquier duda. Es más cómoda. Un tubo superior más largo, junto con el tubo vertical, más vertical, y una potencia corta con un manillar bastante ancho nos da la sensación de estar sobre una bici menos «cañera» y más «amigable».

Ya metidos en la faena, y con ambas suspensiones correctamente configuradas para el terreno duro y abrupto de Finale, también podemos decir, que la bici pide bajar. Aun con un peso reducido de todo el conjunto, la R4 ha sido concebida para ir deprisa y pedir siempre más.

orbea12_rallon_r4_275

Lejos de lo que todo el mundo siempre comenta y, también hay que decirlo, de lo que esperábamos, ambas suspensiones BOS poseen un tacto suave a la vez que se adhieren al suelo dibujando el terreno sea cual sea el tamaño del bache.

El sistema de suspensión trasera está activo en todo momento, aun con la plataforma de pedaleo activada, su funcionamiento es eficaz. Pedaleando, el sistema deja de ser tan activo, evitando así el molesto vaivén, aunque sin dejar de funcionar en grandes obstáculos.

orbea26_rallon_r4_275

El paso por curva es bastante bueno gracias a las cortas vainas, y pese a la larga longitud entre ejes y las ruedas de 27″ la Rallon R4 se defiende bastante bien.

orbea17_rallon_r4_275

Tras la sesión de fotos con Juanjo Otazu donde pudimos disfrutar de las bellas vistas de los valles de Finale, terminamos el día de regreso al hotel.

orbea14_rallon_r4_275

Un pequeño descanso en el único día soleado que tuvimos mientras se realizaba la sesión de fotos.

orbea16_rallon_r4_275

El corredor del equipo de Enduro Orbea-Meríbel Simon Andre fue el anfitrión en la cena, donde los periodistas no paraban de preguntar y opinar sobre las sensaciones de la R4. Nuevamente no se escucho nada sobre el tamaño de rueda.

orbea27_rallon_r4_275

Sobre lo que se habló fue de alguna camarera, que traia loco a más de uno en la cena.

orbea25_rallon_r4_275

Para poder probar a fondo la Rallon disponíamos de remontes locales para realizar el mayor número de bajadas posible. Si, la Rallon también puede subir, y bastante bien, pero la nueva geometría y diseño pide a gritos soltar el freno en las bajadas.

orbea28_rallon_r4_275

Simon Andre en acción con su prototipo con el mar al fondo.

orbea19_rallon_r4_275

A veces el camino nos regalaba instantáneas como estas, en las que debíamos bajarnos durante unos segundos de la Rallon para inmortalizar estos grandes momentos.

orbea18_rallon_r4_275

Primoz con una cara de felicidad. Los senderos de Finale son dignos de ello.

orbea24_rallon_r4_275

Tuvimos muchas oportunidades de probar la Rallon en curvas cerradas y bacheadas, punto débil de las bicis de ruedas grandes, y donde la R4 se desenvuelve muy bien.

orbea20_rallon_r4_275

Beñat Auzmendi, ingeniero de Orbea demostrando que también tiene nivel para llevar la Rallon.

orbea22_rallon_r4_275

Los senderos rápidos y con buen firme nos hicieron disfrutar a lomos de la Rallon R4 en toda su esencia.

orbea23_rallon_r4_275

El entorno por donde nos adentramos era el ideal para poder ponerla totalmente a prueba y no defraudó; ágil, rápida, sin escatimar en estabilidad y control.

orbea21_rallon_r4_275

Todo lo que empieza tiene su fin, lo peor de este viaje fue cuando llegábamos de nuevo al final del sendero, pero siempre se encuentran nuevos caminos con los que seguir disfrutando de esta magnifica Orbea Rallon R4. Una maquina de bajar, siempre con la posibildad de subir con comodidad.

Todos los modelos Rallon al igual que el resto de la gama 2014 pueden ser personlizados en cuanto a montaje se refiere mediante MyO de Orbea. Configura la tuya en www.orbea.com/es-es/bicicletas/. La nueva Rallon R4 estará disponible a partir de Enero del 2014.