Orbea Terra MyO, “Diario de una bicicleta” Parte I

Orbea Terra M21D 2017

Para todos los aficionados a nuestro deporte la compra de una nueva bicicleta se plantea a menudo con condicionantes, como ciertas dudas pues no siempre es fácil elegir, con restricciones debido al presupuesto que podemos destinar a tal efecto y a menudo con indecisión, pues por unos u otros motivos no siempre es fácil decantarnos por una u otra opción.

«o tenéis muy claro el diseño de la bici o podréis pasar literalmente horas configurando diferentes combinaciones de colores»

Pero sobre esta pequeña lucha interior, dudas o debate interno prevalece un sentimiento, una sensación, la ilusión. Y es que no nos engañemos, por encima de lo material para cualquier aficionado a nuestro deporte, una bicicleta es mucho más que un objeto, es una puerta abierta a muchas sensaciones. Este artículo huye de los que habitualmente escribimos, tests con los obligados datos y cifras objetivas que no deben faltar. En este pequeño diario os vamos, os voy a contar en primera persona la historia sobre la compra de una bicicleta, de mi próxima bicicleta.

:: “Quiero una Orbea Terra”

Y es probable que vosotros también. Querer una Terra no es difícil, os voy a contar las circunstancias que me han llevado a tomar la decisión. En IBEROBIKE ya hemos tratado y analizado desde perspectivas personales la situación del ciclismo actual y el riesgo real de la práctica del ciclismo de carretera. Noticias duras y un panorama triste el que vivimos actualmente y que a muchos nos desanima. Esto, sumado a una especial filia a la disciplina de ciclocross y al concepto de aventura del emergente (en Europa) sector de las bicis gravel y/o de aventura me llevaron a vender mi bicicleta de carretera en busca de un nuevo concepto de ciclismo.

Es probable (muy probable) que a medio plazo vuelva a subirme en una bici de carretera y disfrutar haciendo lo que he hecho durante tantas horas y miles de kilómetros, pero la situación actual y mi enorme atracción hacia una bici gravel me han llevado hasta aquí. Habiendo probado bicicletas del segmento no he tenido dudas a la hora de decantarme por la Terra, es la bici que quiero tener. Tras valorar las opciones de montaje y romper la hucha finalmente la elegida ha sido una Terra M30-D, modelo de “acceso” de la gama con componentes de garantía para disfrutar al máximo. No resultaba fácil elegir entre las decoraciones que la marca ofrece, pero entonces surgió la duda. ¿Y si me la configuro a través del programa de personalización MyO (My Orbea) ? La respuesta fue un sí, además rotundo.

orbea myo

:: MyO, la bicicleta que tú quieres, como tú la quieres

Orbea nos hace un regalazo con la herramienta MyO. Un configurador que nos permite diseñar la bicicleta a nuestro gusto, pero no solo a nivel de colores donde podremos elegir una amplia variedad de combinaciones de color (si así lo deseamos) en diferentes zonas del cuadro.

Con MyO podrás elegir entre las diferentes opciones que te presenta la marca, longitud de potencia, medida de bielas, anchura de manillar, diferentes desarrollos en platos y casete, cubiertas de diferentes medidas… En las primeras simulaciones con MyO tuve claro que el tiempo de espera por tener la bici a tu gusto está más que justificado. La opción de tener una bici única, diseñada a tu gusto, con los componentes dentro de las opciones que la marca ofrece que hayas elegido y con la guinda del pastel de poder plasmar tu nombre o cualquier otra inscripción deseada en el cuadro pueden parecer cosa del futuro, pero no, hoy, ahora, puedes hacerlo con el configurador MyO de la marca.

Es un regalo que Orbea nos hace, eso sí, os aseguro que o tenéis muy claro el diseño de la bici o podréis pasar literalmente horas configurando diferentes combinaciones de colores que os harán cada vez más difícil la elección, os lo aseguro. La compra se puede realizar a través directamente de la web o de un distribuidor autorizado. En mi caso y para resolver unas dudas y cuestiones que se me planteaban sobre la Terra, acudí a la tienda Kapelmuur, en Madrid, donde de ciclismo saben “un rato”, para recibir allí asesoramiento sobre talla, montaje y otras cuestiones. Si tenéis dudas sobre el proceso de compra o sobre las opciones a la hora de decantaros por un modelo u otro no dudéis en acudir a vuestro distribuidor para recibir como en mi caso asesoramiento profesional. Al realizar el pedido, la marca nos da una estimación en el plazo de entrega que puede variar en función de la carga de trabajo.

Hemos de tener en cuenta que en Mallabia van a pintar y montar la bicicleta que hemos diseñado a nuestro gusto, en mi caso la bici que quiero tener, como la quiero tener. Ahora solo queda esperar a que llegue y ver la versión definitiva. ¿cómo creéis que será? Eso, os lo contaré pronto, en el siguiente capítulo.