Kate Weatherly se fractura el cuello. La otra cara del Mundial de Mountain bike en Mont Sainte Anne

Kate Weatherly se fractura el cuelo. La otra cara del Mundial de Mountain bike en Mont Sainte Anne

La ciclista de bicicleta de montaña de Descenso neozelandesa Kate Weatherly sufrió una aparatosa caída en los entrenamientos oficiales que la llevó directa al hospital.

Ya lo decía Churchil, «Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor», pero sobre todo sangre. Y es que el circuito DH del Campeonato del Mundo de mountain bike en Canadá se las traía.

Todo ello unido a las fuertes lluvias de los días anteriores que dejaron la pista algo más «resbaladiza».

Como comenta la propia Kate, la caída se produjo en un pequeño cortado, donde salió despedida por delante del manillar, golpeándose la cabeza contra el duro suelo canadiense.

Si has visto algún vídeo de los circuitos de Mont Sainte Anne, los caminos están repletos de grandes rocas más duras que el granito.

Tras los chequeos necesarios en el Hospital, los médicos han detectado que tiene fracturada la primera vértebra de su cuello, debido al impacto recibido contra el suelo.

En la actualidad, en el circuito internacional, tanto de Descenso como de Enduro, no se ven muchos protectores cervicales, por no decir ninguno.

El uso de estos collarines se hizo masivo hace pocos años, mas o menos desde el 2010, cuando los corredores profesionales comenzaron a utilizarlos. Pero como decimos, nos cuesta encontrar un corredor que ahora lo lleve en competición.

La controversia de su uso viene dada por diversos estudios, o mejor dicho, por la falta de estos, que demuestren su real utilidad. Otros simplemente no lo usan, ya que por caídas leves, se comenta que pueden llegar a fracturar la clavícula por la presión ejercida sobre las mismas.

Kate, de 22 años, y pese a estar patrocinada por una de las marcas que más protectores cervicales vende en el mundo, Leatt, no lo llevaba puesto.

Kate es una de las pocas corredoras transgénero del circuito internacional de Descenso. Lleva compitiendo en mountain bike desde los 15 años, y a los 17 decidió que era el momento de cambiar de género.

Ahora compite en categoría femenina, y el pasado año fue la campeona nacional de descenso. En la Copa del Mundo de DH, ya ha conseguido colocarse en el top ten en algunas de sus pruebas en 2019.

Como es costumbre, en las redes sociales se ha criticado cuando ha comenzado a destacar en la categoría de féminas siendo trans, pero la UCI ya se pronunció hace años, adaptando su reglamente al del COI (Comité Olímpico internacional)

Este permite su participación en cualquier competición oficial siempre que cumpla con los requisitos estimados: Básicamente que sus niveles de testosterona estén por debajo de 10 nmol/L y al menos pertenezca a la nueva categoría durante cuatro años.

Esperemos se recupere pronto y volvamos a verla al mismo nivel.