Entrevista a Noe Lopes, pura resistencia

:: ¿Quién es Noe Lopes?

Noe es una persona inquieta e hiperactiva. Amante de la naturaleza, defensora de los animales (soy animalista y antitaurina además de vegetariana).

Me encanta el deporte y no podía imaginar mi vida sin él, pero soy movida a emociones. No soy de planificar ni tener todo controlado, al contrario, siempre salgo a darlo todo sin pensar en las consecuencias. A veces me sale bien, otras me sale mal…, y en otras…, me sale, sin más. Pero aun cuando salen mal, sé que todo lo que hice fue auténtico, intentando apenas contentarme a mi misma y a nadie más.

Me gusta el clima fresco del norte y cuando es verano aquí en Catalunya siempre echo de menos el País Vasco, donde viví durante más de 10 años.

:: ¿Cómo y porque te iniciaste en la bici?

Hace años dejé de fumar y llegué a engordar 12kgs, llegó un punto en que tuve que poner un punto final a aquella situación y decidirme a hacer algo para remediarlo.

En casa de mis ex-suegros había una vieja Contini de Carretera toda descacharrada. La limpie, engrasé, puse cubiertas y empecé a rodar con ella por el Bidegorri unos 20kms al día. La bici era tan mala que el año siguiente, en día de reyes, mi ex-marido me regaló una mtb. Uff, aquello fue el inicio de una bonita amistad. Desde entonces ya no volví a bajarme de la bici.

Además, la orografía del País Vasco es muy propicia a la práctica del mtb, y como siempre he sido una enamorada de la montaña y la naturaleza, pues unir la bici y esa otra afición, ha sido como encontrar una nueva pasión.

:: ¿Recuerdas tu primera bici?, ¿desde entonces no la has dejado tranquila?

Hombre, la primera bici de verdad, aquella que te regalan de niña, recuerdo que era una bici de chica, con cestillo en el manillar y cosas así. Lo curioso, es que en nuestro grupo de amigos, los chicos tenían bici de carretera y como no me gustaba mucho la mía con cestillo, solía cambiar con un amigo, yo le dejaba la mía, y él me prestaba la suya de carretera. Claro que eran rutas cortas, en plan verano azul. Luego dejé durante muchos años, por tema estudios y trabajo y hasta que vine a vivir en Euskadi no volví a tener otra bici.

:: ¿Cómo y porque llegas a participar en las pruebas de larga resistencia?

A principio me parecían unos retos complicados, llegar a hacer 100kms en btt para mí era un verdadero desafío. Recuerdo que la primera “larga distancia” que me apunté fue la Extreme Bardenas, es todo llano, pero en aquel entonces, para mi aquello era como hacer los 10mil del Soplao. La acabé en 8hrs y más contenta que unas castañuelas.  El año siguiente me apunté por primera vez a la QH, tardé casi 10hrs, pero llegué con tal alegría a la meta, que ni siquiera cuando hice mi última QH en 7:30m alcancé tal nivel de satisfacción.

En aquel tiempo, no había ese afán de entrenamiento que hay ahora, casi no salíamos entre semana y los “entrenos” se limitaban a quedar para hacer rutas largas algún fin de semana. Nunca estábamos seguros si íbamos acabar, ni en cuanto tiempo, era un verdadero reto. Hoy en día la gente entrena tanto y se prepara tanto para las rutas que ya van sabiendo que pueden acabar, la única duda es ¿en qué tiempo? Se ha perdido un poco del espíritu aventurero y temerario de meterse en un “fregado” sin saber si podrás acabar.

:: Has tenido una progresión asombrosa en todo este tiempo. ¿cuál es el secreto?

No creo que haya tenido tanta evolución, de hecho pienso todo lo contrario, porque sigo entrenando por el mismo método de siempre, por sensaciones. He dejado incluso de llevar lo más básico: pulsómetro.

En cambio la gente que ha empezado hace menos tiempos, ha evolucionado mucho mas rápido porque van con entrenadores, siguen muy a rajatabla los entrenos, etc. En comparación con toda esa gente, yo incluso he “involucionado”.

Pero yo no funciono así, con entrenos dirigidos. Soy indisciplinada y un poco caótica. No me gusta salir en bici para entrenar, de hecho, cuando salgo nunca sé lo que voy hacer, salgo a hacer lo que me apetezca en el momento.

En el 2011, intenté seguir entrenos y me apunté con un entrenador. Uff, fue desastroso, fue el año que menos motivación tuve. Así que después de 4 meses dejé los entrenos de lado y di un descanso a la bici para recuperar la motivación.

Lo que más me ayuda es ir a trabajar en bici. Me encanta. Veo la bici como un medio de transporte y no como entrenamiento. Dos o tres veces a la semana, recorro los 25kms que me separan del curro en bici de ciclocross por el paseo marítimo (más la vuelta por la tarde). Total son 50kms por día. En invierno salgo de casa aun a oscuras, con focos y veo el sol salir desde la playa o desde la montaña cuando voy con la btt. Son cosas así las que me motivan a salir,  no entrenar para ir mas rápido o llegar antes que nadie.

:: ¿Se nace o se hace?

Las dos cosas. Pero el hacer es la parte más importante. Por mucho talento natural que tengas, sin lapidarlo no se llega a nada. En cambio, aunque no tengas talento natural, si lo trabajas, puedes llegar muy lejos.

Ahora bien, la unión de las dos cosas…, dan como resultado grandes deportistas, como Hermida.

:: En las carreras de fondo que tan asidua eres, ¿qué % atribuyes al trabajo físico y que % al trabajo mental?

En mi opinión, en la primera mitad de la carrera contribuye mas el lado físico. Pero a partir de ahí, el peso del trabajo mental es muy importante. Al principio siempre vas bien de fuerzas y las piernas responden bien. Pero en tantas horas, siempre hay momentos de bajón y ahí es cuando la cabeza tiene que estar fuerte.

:: Uno de los objetivos que te habías planteado para este año era el 24DOCE de Madrid y lo has conseguido, enhorabuena. ¿qué tal fue la prueba?

Gracias. La verdad es que la 24Doce fue la guinda de todo el circuito Trek12 que hicimos al completo (mi pareja Jaume Ribosa y yo). Desde febrero cuando empezó en Gilena (Sevilla) veníamos participando en todas las carreras del circuito. En la general del open la posición ya estaba más o menos consolidad, lo único que teníamos que hacer era acabar la carrera en Madrid, no importaba mucho la posición. Pero aun así, he intentado hacer lo mejor que pude, sin pensar en nada más. No han sido las mejores 24hrs que he hecho pero no puedo quejarme. De hecho, fue la más divertida porque en otras ocasiones no me daban mucha guerra y de esa vez fue diferente, he ido empatada de vueltas con Isabel Merlos hasta el final y gané por la vuelta rápida, así que no paré hasta el último momento.

:: ¿Con qué bicicletas corres este año?, podrías hablarnos un poco de ella.

Este año llevo la Niner air9 carbon 2012. Es una 29er. De hecho, llevo desde 2010 rodando con bicis de 29, cuando mucha gente que hoy en día no se baja de una, decía pestes de ellas.

La persona que me llevó a probar una 29er fue Jordi Baselga (Ibikemechanic), unos de los pioneros del 29er en el país, y también fue él quien formó en equipo de Single Speeders para hacer algunas carreras con una sola velocidad. Hicimos los 10mil del Soplao en Single Speed (éramos unos 5 en el equipo y todos lograron acabar), pero como yo era la única chica, sigo siendo la primera que acabó el Soplao en SS (y única hasta ahora). Luego también hice la Selenika en el mismo año.

Ahora llevo la Niner con cambios. Estoy contentísima con ella, es una bici muy ágil, subiendo y bajando. No entiendo la gente que dice que una bici 29er es difícil de guiar en los senderos revirados si yo que no soy un prodigio en técnica puedo llevarla bien y incluso mejor que una de 26. Geométricamente me encanta. Niner es una marca que solo fabrica 29er, por lo que invierte mucho en el desarrollo. Muchas otras marcas simplemente “agrandan” sus cuadros de 26 para pasar a 29, pero no es lo mismo. Una bici de 29 tiene una geometría especial, y no puedes ir con ella como si fuera con la de 26, igual que no puedes ir con la bici de carretera igual que en la de monte, todas son distintas y todas necesitan una biomecánica y medidas especiales.

Me gustaría volver a tener una Single Speed, porque el desafío de hacer largas rutas con una sola velocidad me motiva. Pero la economía no me lo permite en el momento.

:: ¿Qué tal llevas el tema del patrocinio?

Nosotros somos del montón, así que no podemos soñar con eso de patrocinio. Además, sino das, tampoco debes exigir. Si no entreno para hacer podios ni voy a las carreras con piernas para hacer grandes resultados, no puedo comprometerme con ningún patrocinador, eso lo dejo para la gente que de verdad toma eso en serio.

Nosotros estamos en un equipo de la tienda MONBIKE. Más que equipo, somos un grupo de amigos que no paran. Siempre estamos haciendo algo, algunos son de carreras cortas, los rallyes, otros son de larga distancia, hay de todo en el equipo, pero principalmente, muy buen rollo y buen ambiente. El “jefe”, Jaume Villa, no nos exige grandes resultados, simplemente que estemos siempre en activo, participando en todo lo que podamos, y eso es lo que hacemos.

Pero básicamente, somos nosotros que nos auto-patrocinamos. Apuntarnos a las carreras depende de la economía familiar, son muchos costes: inscripción, viaje, alojamiento, etc. A veces podemos ir, a veces nos quedamos con las ganas.

:: ¿Alguna carrera fetiche?

Sii!!!! La Salzkammergut Trophy en Austria. Son 211kms con 7200mts de desnivel, unos parajes tremendos y una organización espectacular. Es el ejemplo a seguir por cualquier organizador de carreras o rutas. He ido en el 2008 y cada año quiero volver, pero por un problema u otro siempre me veo imposibilitada. Sueño con retornar allí.

:: Por último recomiéndanos una ruta o lugar para montar.

Los pirineos. Me he enamorado de los pirineos desde mi primer amanecer allí. Me encanta el Valle de Ainsa.

Y mas aquí cerca de casa, el Parc Natural del Montseny. Con puertos como el Turó de l’Home, Santa Fé y Collformic, estas en la montaña y en algunas vertientes, con vistas al mar. Es precioso.

Puedes seguir a Noe en su página web www.lacabrasiempretiraalmonte.com