El ciclismo reduce el riesgo de muerte asociado a enfermedades cardiovasculares

Montar en bicicleta de forma habitual reduce de forma significativa las posibilidades de sufrir infartos y enfermedades cardiovasculares asociadas, esa es a la conclusión que han llegado en un estudio realizado por el Departamento de Medicina Deportiva de la Universidad de Oslo.

Para desarrollar este estudio se han consultados los datos clínicos de más de 1 millón de personas provenientes de 5174 estudios que se habían realizado previamente analizando la incidencia de la practica del ciclismo con las dolencias cardíacas.

Según este estudio la inactividad física está asociada a una mayor probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular, esto es un dato preocupante teniendo en cuenta que los indices de obesidad infantil vinculados a una mala alimentación y a la falta de actividad física han aumentado en nuestro país de forma alarmante.

«lo que se recauda del tabaco no se cubre ni la mitad de los costes que genera el tabaquismo.»

Si la tendencia actual de personas obesas continua, se prevé que para el año 2030 la obesidad afecte al 80 % de hombres y el 55 % de mujeres de nuestro país.

Es estudio finaliza con la conclusión que cualquier forma de ciclismo, ya sea como practica deportiva, entretenimiento o como modo de transporte por la ciudad se asocia de forma significativa con un menor riesgo de sufrir una ECV (Enfermedad Cardiovascular) y por lo tanto se recomienda el ciclismo como una práctica deportiva que mejora la salud.

Una de las mejores formas en las que podría intervenir la administración en fomentar el uso de la bicicleta, es por supuesto mejorando e incrementando las actuales infraestructuras ciclistas que favorezcan los desplazamientos seguros por las ciudades en bicicleta.

Por otro lado viendo que el uso de la bicicleta reduce el número de casos de enfermedades cardiovasculares, lo que supone una disminución de la presión de tratamientos médicos con dinero público, no tiene sentido que se aplique el mismo IVA a la bicicleta que al tabaco, que cada año cuesta a las arcas del estado 4.000 millones de euros. La leyenda urbana de que con los impuestos que se paga con cada cajetilla se pagan estos gastos, es totalmente falsa, con lo que se recauda del tabaco no se cubre ni la mitad de los costes que genera el tabaquismo.

Esta idea de reducir el IVA de la bicicletas no es una idea tan descabellada, en Bélgica han propuesto reducir del actual 21% de IVA al 6% para incrementar las ventas y por tanto el uso de bicicletas.