Dos cicloturistas y un perro recorren 6000 km para dibujar la bicicleta más grande del mundo y enviar este mensaje

dibujan las bicicleta más grande del mundo
imagen: bicycleswillsavetheworld.com

Viajar en bicicleta con alforjas es algo a lo que están habituados Arianna Casiraghi y Daniel Rayneau-Kirkhope, dos cicloturistas que se han lanzado a recorrer 6000 kilómetros en sus bicicletas, pasando por 7 países de europeos para conseguir dibujar con su GPS la bicicleta más grande del mundo acompañados de su perro Zola.

Este proyecto denominado bicycles will save theworld (las bicicletas salvarán al mundo), no solo pretende ser un enriquecedor viaje en bicicleta por Europa, además con esta acción de ir recorriendo un camino bien marcado para dibujar una bici gigante ambos cicloturistas quieren enviar un claro mensaje al mundo «nuestro objetivo es alentar a las personas a que monten en bicicleta lo máximo posible e insten a los gobiernos a invertir en infraestructura adecuada y segura, siguiendo el modelo holandés. Creemos sinceramente que las bicicletas nos pueden llevar muy lejos en nuestra batalla para enfrentar el cambio climático y el colapso ambiental «

dos cicloturistas dibujan con su gps la bicicleta mas grande del mundo
Imagen: facebook.com/bicycleswillsavetheworld

Ambos cicloturistas se han tomado un respiro haciendo un paréntesis en sus vida laboral, se han construido sus dos bicicletas de cicloturismo, una normal y una cargobike o bicicleta de carga. Han llenado sus alforjas y se han echado a los caminos para recorrer miles de kilómetros en bicicleta.

El viaje por Europa en bicicleta comenzó por el eje de pedalier de la monstruosa bicicleta, concretamente en la localidad francesa de Vy-lès-Lure. Desde allí ascendieron en linea recta por el tubo inferior hasta Vert-le-Grand.

A partir de este punto han comenzado su camino hacia el sur de Francia para dibujar la pipa y parte de la horquilla y actualmente están liados dibujando la rueda delantera de la bicicleta por la zona de la región de Poitou-Charentes al sur de Poitiers.

El viaje en bicicleta finalizará en Bélgica concretamente en Compogne, donde los cicloturistas terminaran su gran dibujo con la última pieza que les faltará para completar la bicicleta, la tija del sillín.

Podéis seguir sus aventuras cicloturistas en bicicleta a través de su página web y sus redes sociales.