Dopaje: Lo que ocurre cuando le pica una abeja a un ciclista

El picotazo de una abeja deforma el rostro del ciclista sergio samitier
Captura: @SergioSamitier

Uno de los riesgos a los que nos enfrentamos los que montamos en bicicleta de carretera o bicicleta de montaña es padecer el intenso dolor que supone el picotazo de una abeja, sobretodo cuando esta se ha metido dentro de nuestras gafas y el pinchazo va directo a nuestro rostro.

Esto es lo que le ha pasado al ciclista profesional del Euskadi-Murias Sergio Samitier, el cual ha sufrido un picotazo de una abeja que le ha dejado media cara hinchada, lo que le ha provocado que prácticamente no pueda abrir su ojo derecho.

El ciclista de Barbastro, ha aprovechado las redes sociales para mostrar la foto de lo sucedido y manifestar lo complicado que es para un ciclista profesional tratar una picadura de este tipo, debido a que la mayoría de los tratamientos incluyen medicamentos que se encuentran la lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA).

Los ciclistas tan solo pueden usar hielo y ciertas pomadas que no son del todo efectivas, la queja de Sergio Samitier termina con la siguiente pregunta «¿Hasta que punto velan por la seguridad del ciclista?»

Sergio no es el primero ni el último de los ciclistas profesionales que sale a competir con el rostro desfigurado, por miedo a dar positivo en un control antidopaje.

El tuit de Sergio ha reabierto la polémica, y twitter ha comenzado ha echar humo sobre si esta justificado el uso de ciertos medicamentos prohibidos para tratar este tipo de dolencias.

El caso es que para este tipo de circunstancias existe la opción de solicitar un TUE (THERAPEUTIC USE EXEMPTIONS), es decir para ciertas circunstancias especiales solicitar a la WADA la posibilidad de usar medicamentos prohibidos para un tratamiento especifico.

En la propia página de la WADA podemos leer «Si el medicamento que un atleta debe tomar para tratar una enfermedad o afección se encuentra dentro de la Lista Prohibida , una Exención de Uso Terapéutico (TUE) puede otorgarle a ese atleta la autorización para tomar el medicamento necesario.»

En principio parece que los ciclistas si que pueden tomar ciertas sustancias aunque estén prohibidas, para tratar este tipo de dolencias.

Pero no todo debe ser algo tan sencillo, de hecho ante la polémica originada el ciclista profesional de Mountain Bike Jose Antonio Hermida, ha explicado a través de su cuenta de twitter que efectivamente no es del todo cierto que sea tan sencillo, según el propio Hermida, mientras tomas ese medicamento tiene prohibido competir.

Por eso pudimos ver durante en el Giro de 2018, al ciclista belga del Lotto-Soudal Sander Armée, con la cara completamente desfigurada en plena competición.

Es cierto que a veces el tema de las sustancias dopantes en el ciclismo es difícil de entender en según que casos, pero es posible que la cuestión de fondo este en lo que escribe Gonzalo de las Heras en el siguiente tuit. ¿Tú qué opinas?