Conecta con nostros

Crónica Andalucia Bike Race 2017 por Silvia Blanco (Iberobike- BH Bikes by Atika)

Crónica Andalucia Bike Race 2017 por Silvia Blanco (Iberobike- BH Bikes by Atika)

Competición

Crónica Andalucia Bike Race 2017 por Silvia Blanco (Iberobike- BH Bikes by Atika)



Erase una vez una chica que un buen día tropezó con una bicicleta, y desde entonces, decidió vivir aventuras cada vez más inalcanzables, porque en su interior sabía que nada era imposible!
Así podría empezar este nuevo capítulo de mi vida, un nuevo reto con aromas del sur. A principios de año me ofrecían una oportunidad única, algo irrechazable, participar en la Andalucía Bike Race, una prueba de renombre en tierras andaluzas. No me lo pensé dos veces, a pesar de que Febrero estaba a las puertas… Así que, a partir de este momento, tocaba ganar fondo y algo de chispilla!
Pasaron las semanas, y llegó el momento de preparar las maletas… nervios y emoción se agolparon en mi interior, ya no había marcha atrás! Mi viaje comenzaba el viernes anterior, con rumbo a Asturias para reunirme con mi loca favorita, Paula, desde donde viajaríamos hasta Madrid, para juntarnos con el tercero de la manada, Javi, que nos recibía en su casa con los brazos abiertos.

Al día siguiente, con un buen desayuno sobre la mesa, iniciábamos la jornada pre-carrera, con viaje a Córdoba al ritmo del “Despacito”, y posterior rodaje por la zona aprovechando para la recogida de los dorsales en la Hacienda la Albaida, donde estaba situado el Paddock. Cientos de ciclistas recogían su bolsa de corredor entre risas y nerviosismo, y ya se podían ver las carpas de los distintos equipos, y algunos grandes profesionales de este mundillo. El ambiente era increíble ya a esas horas, y la fiesta todavía estaba por comenzar.

Tras un rodaje rápido, cada uno se fue a su hotel, para intentar descansar al máximo y estar frescos para la crono del domingo.

Me reuní con mis compañeros de equipo, Clara Pirla y Oscar Santander, grandes ciclistas y mejores personas, con los cuales pasé una semana inolvidable, de risas, cansancio, disfrute y emoción.

1ª Etapa: Una crono muy movida

Llegó el gran día, aunque a las chicas todavía nos tocaba esperar a mediodía para correr, pero a las 10 ya estábamos en Villafranca de Córdoba metidas en el ambiente. Y, casi sin darnos cuenta, llegaba la 13:30 y tocaba colocarse en la salida, preparadas para afrontar los 31 km que nos deparaba esta primera etapa en formato crono. Me tocaba salir en tercera posición, justo detrás de Clara que partía con toda la clase de una campeona, y ya no volvería a verla hasta la llegada a meta.
Dan la salida y arranco con alegría, sin conseguir estabilizar la respiración hasta varios kms después. Primera parte por asfalto, hasta llegar a pista de tierra, donde me doy cuenta que viene Paulilla pisándome los talones… Seguimos juntas un rato, primero por pista ancha, para pronto adentrarnos en senderos increíbles, con bajadas técnicas y algunos repechos verticales. En un descenso rápido, pierdo a Paula de vista, va demasiado fuerte, y continúo a mi ritmo para no agotar las fuerzas en el primer día.

Me van pasando otras participantes, entre ellas Rocío Martín, que me anima a su paso; intento seguirla un rato, pero poco tiempo aguanto a su rueda, ya que va como un misil. La última parte del recorrido transcurre por pista rápida, lo que permite rodar a velocidad hasta meta. Y llego al final de esta primera parte, cansada pero muy contenta… y deseando conocer más de esta tierra tan hermosa.


Mi enhorabuena a Clara, que conseguía meterse en podio máster femina, en 2ª posición… qué fiera!

2ª Etapa: In Love

El segundo día de carrera se presentaba interesante, tenía ganas de conocer las sorpresas que nos tenía preparadas la organización por los montes de Córdoba. La salida tenía lugar en el centro histórico, al lado de la Mezquita, un entorno espectacular ya de inicio.
Al salir del hotel noto que mi rueda trasera va algo baja, y decido acercarme a la carpa de Shimano para darle un poco de aire. Cuál es mi sorpresa cuando al querer hincharla, el aire no entra; parece ser que la válvula se ha atascado con líquido. Pero en esos momentos, aparece un ángel salvador, Moway, mecánico del Buff Scott, gran profesional y un encanto de persona; me cambia la válvula en tiempo récord y puedo tomar la salida sin ningún contratiempo.
Arrancamos motores!!! Los primeros momentos son de tensión, intentando evitar las caídas en el puente y en las sucesivas curvas que tomamos sobre el asfalto… La velocidad de inicio me deja sin aliento y voy cogiendo diversos grupos, intentando adaptarme a una velocidad cómoda.

Pasamos al lado de la Hacienda Albaida, donde regresaremos al final de la etapa, y nos encaminamos hacia el primer ascenso de la etapa, Puerto Artafi. Ya desde el inicio me quedo maravillada con este puerto, de pendiente llevadera y con un diseño que permite coger alternativas para buscar la mejor trazada. Las vacas que pastan en los prados de los alrededores parecen animarnos al compás de sus cencerros, y también contamos con las gentes cordobesas que aplauden a nuestro paso deseándonos suerte en nuestra andadura.
Una vez coronado, con unas sensaciones agradables en piernas y cabeza, descubro lo verdaderamente asombroso de esta prueba tan recomendada; comienza la verdadera diversión, descendiendo los senderos más enrevesados y divertidos que he visto nunca. Un verdadero paraíso para los amantes del BTT, donde dejarse llevar por los innumerables toboganes que nos ofrece la naturaleza. Noto como mis piernas y todo mi cuerpo van sueltos, y después de mucho tiempo sin notarme cómoda bajando, vuelvo a sentir ese subidón.

Prácticamente, toda la ruta transcurre por senderos, con subidas, repechos duros y bajadas apasionantes, y con cada km me vengo arriba. Solo queda culminar con la gran bajada del día, temida y esperada a partes iguales, el famoso Reventón.

Al llegar al inicio, indican precaución, pues es una bajada complicada debido a los escalones de piedra en el transcurso de la misma, pero a los pocos segundos de iniciar el descenso, empiezo a disfrutarla a tope! Multitud de personas esperan para animar nuestro paso, y me dejo llevar arropada por la bici, que ya se encarga de todo el trabajo; cómo va esta máquina!!!

Solo queda zigzaguear entre árboles hasta llegar a la Hacienda Albaida, y entrar en meta con una sonrisa de oreja a oreja!!! Gran día en el que no faltó detalle, y enorme la acogida de la gente dando alas con sus gritos de ánimo.

3ª Etapa: Suma y sigue

Otra vez toca levantarse y prepararse para dar pedales; una nueva etapa de 80 km nos espera, con más desnivel que el día anterior… va a tocar sufrir! Desayunamos fuerte y nos dirigimos a la Mezquita, para tomar la salida. Los primeros kms a fuego, para no variar, aunque intento no dar mucha caña al principio, pues pronto tocará subir el Reventón.

En los primeros senderos encontramos algo de tapón, lo que obliga a bajar de la bici y patear un ratillo, pero pronto nos encontraremos a los pies del puerto y tocará sacar fuerzas de donde podamos. Al coincidir con el día de Andalucía, en cada punto de la etapa encontramos cientos de personas animando a voz en grito, lo que ayuda a dar un punto más y afrontar los obstáculos con más ganas. Aunque no resulta tan cómodo como bajarlo, la subida se hace llevadera, a pesar de tener que esquivar a algunos corredores que se van atascando en las piedras. Consigo llegar a la cima y salgo a carretera, para pronto volver a subir, esta vez por un sendero estrecho… tan estrecho que los tapones son bestiales. Empujo la bici un rato y, en cuanto veo hueco, vuelvo a subirme para intentar recuperar las sensaciones en las piernas. Ya no van tan frescas como el día anterior, pero de momento responden y eso es buena señal. Otra jornada divertida, aunque con subidas más largas y duras, pero lo hermoso de estos parajes te invita a seguir sin ganas de quejarte.

A mitad de la etapa, un nuevo ascenso hará que las piernas quemen, tocará subir a Cerro Muriano, un camino cubierto de piedras que obligará a emplear toda la técnica aprendida hasta el momento. A pesar de la dureza, es un puerto bonito, y lo mejor es que al finalizarlo vuelven las bajadas divertidas, donde desconectar de todo. A partir de aquí, terreno rompepiernas, con ascensos y descensos rápidos, hasta llegar a la bajada final… menuda ella!!! El reventón a su lado era un paseo al lado del río… jeje.

Escalones con piedra suelta y curvas cerradas, con varios kms que hacen que los brazos se cansen y desees una nueva subida… Pero es el final de un duro día y nos conduce a la meta de esta nueva etapa. Y ya van tres!!!

4ª Etapa: Llega la decadencia

Me levanto cansada, con sueño y un intenso dolor de espalda… esto no empieza nada bien y, si mis cálculos no me fallan, hoy será una de las etapas más intensas de la ABR. Nos desplazamos en coche hasta Andújar, localidad por donde transcurrirá la etapa y, nada más llegar, ya podemos suponer que el día va a ser caluroso. Tiempo para calentar un poco, echar la última meadita y a colocarse en el cajón de salida. Dan las 10 y nos lanzamos en estampida… mis piernas ya no van tan sueltas y me voy quedando rezagada.
Primera parte rompepiernas, con bajadas y subidas continuas, algunas incluso de subir a pie entre tanta cantidad de gente. Pero todo se complica con varias rampas casi verticales que cuesta subir portando la bici; esto acaba de destrozar mi espalda, además de cargar bien a tope los gemelos.

A continuación, recupero un poco con algunas bajadas cómodas, pero sigo sin tener gas y mi velocidad es reducida. Comienza el ascenso al primer puerto, la Centenera, un puerto largo y tendido por pista ancha, pero en el que sufro mucho debido al intenso dolor de espalda. Intento mantener un ritmo cómodo, alternando la postura sentada con la de pie, pero lo que más me agobia es pensar que todavía quedan varios días de carrera. Al coronar, me avisan de que debo tener precaución en la bajada de Los Caracolillos, pues al parecer es muy peligrosa debido a los altos escalones de piedra que la conforman. Como todo es empezar, al principio voy con precaución, pero pronto me siento como en casa, y empiezo a disfrutar de esta bajada tan espectacular. Cuando llego abajo, el brazo derecho casi no aguanta la tensión… normal con tanto rebote, pero se ha portado muuuy bien.

Con algo más de energía en el cuerpo, continúo mi camino, y por momentos las sensaciones son algo más agradables. Pero pronto se acabará el descanso, pues toca subir el famoso Madroño, un puerto con rampas de vértigo que obligan a sentarse en la punta del sillín. La primera parte muy dura, pero luego es algo más llevadero, y concluye por una zona de sendero que le suma belleza al recorrido. Solo queda bajar el Camino Viejo y pronto acabará este día duro. Qué decir de esta bajada… un placer para los sentidos; rápida pero intensa, con concentración en todo momento para no perder la trazada, y entretenida en cada km.

Cuando parece que llegamos al fin, nos regalan unos últimos repechos dolorosos que merman las piernas hasta el límite, pero no me voy a rendir tan fácil, esta guerra está ganada. Últimos kms rodadores y ya entramos en Andújar para dar por finalizada la cuarta etapa de la ABR!!!

5ª Etapa: Rodar y rodar

El quinto día no iba a ser fácil, después de varios días dando pedales y tras la petada de la etapa anterior. Más de 100 km harían que los cuerpos sufrieran una sobrecarga, y las fuerzas estuvieran casi al límite. Aun así, no había excusas para no tomar la salida, y el sol desde primera hora de la mañana invitaba a llevar ropa ligera. Nuevo escenario de salida, esta vez en Linares, Jaén, con algunas bajas en el enorme pelotón debido a distintos percances a lo largo de los días. Dan las 10 y otra vez se produce la estampida, los adelantamientos por todos lados, y una caída terrible donde se ve implicada una chica… menos mal que todo quedó en un susto y pudo seguir adelante. Tardo en coger sensaciones, entre el miedo de poder caerme y que la energía ya va muy justa, pero intento mantenerme en grupo para no quedarme sola en los caminos rodadores que vienen a continuación.

Mis piernas no quieren ir, pero aparece la gran Clara Meniz que me presta su rueda para alcanzar un grupo delantero que lleva buen ritmo… menuda rodadora esta mujer!!! Nos mantenemos en este pequeño pelotón durante más de 30 km, pero los senderos que llegan a continuación hacen que nos separemos y se formen varios subgrupos. Tras una bajada empinada, un repecho de pendiente considerable hace que Ana, una de las chicas del grupo, pierda la inercia y se caiga, justo encima de mi bici! Golpe fuerte de la rodilla contra el pedal y disco de freno doblado completamente. Consigo seguir adelante hasta llegar al avituallamiento, donde el servicio mecánico de Shimano se pone manos a la obra para solucionarme el problema. Aprovecho el parón para reponer fuerzas e incluso charlar un rato con la gente que va parando, pero pierdo el grupo y me toca continuar sola ante el peligro…

Vuelvo a enlazar un rato con Clara, compañía siempre grata, pero en los sucesivos senderos que llegan a continuación la pierdo de vista. Voy ganando posiciones, y las piernas parece que van bastante bien, aunque el tener que recuperar el tiempo perdido juega en mi contra y todavía quedan muchos kms. Consigo reencontrarme con algunos compañeros de la salida y vamos juntos un rato, pero en el avituallamiento me escapo y acabo rodando con distintas personas a lo largo del recorrido.
Pasamos por varias fincas, con un continuo subir y bajar, y me da alcance una nueva compañera, con la que compartiré el resto de ruta. En una bajada rápida, de pronto, me encuentro un ganadero cerrando una puerta, y le pido por favor que me deje pasar.

Aquí empieza una discusión, más bien un monólogo del señor, porque yo estoy con la boca abierta; se queja de que los corredores le han asustado las ovejas y que la organización no le ha informado de la prueba… menuda odisea!!! Tras un buen rato suplicando, nos deja pasar, y podemos retomar la senda, y a partir de ahí, ya no habrá más percances hasta meta… solo un intenso dolor de piernas! Jajaja. En el camino, nos juntamos de nuevo con Ana, y las tres valientes, en compañía de un escudero, atravesamos la meta con total satisfacción. Día fantástico al fin y al cabo, a pesar de los pequeños incidentes…

6ª y última etapa: El premio final

Y, por fin, con una mezcla de alegría y tristeza, llega el último día de la ABR… Me levanto con ganas e ilusión, solo 50 kms me separan de la consecución de este gran reto, y hay que conseguirlo como sea!
Tomamos la salida, esta vez con algo más de tranquilidad, y en los primeros kms me encuentro a Paula, que va algo tocada… Rodamos juntas, intentando mantener un ritmo constante para calentar las piernas, pero en un repecho miro hacia atrás y dejo de verla… aunque pronto recuperará la energía y volveremos a encontrarnos.

Compartimos esta etapa, disfrutando en compañía de los innumerables senderos que nos ofrece Linares… sube-bajas continuos y un entorno de incomparable belleza; una auténtica etapa de cross country! Debemos agradecer esa rueda amiga que tiraba de nosotras en las zonas rápidas, gracias Rubén por cuidarnos tan bien. Y, así, casi sin darnos cuenta, llegábamos a Meta, cogidas de la mano y compartiendo el mejor premio del mundo, la amistad!!! Grande Paula, y grande esta prueba que tanto une a los participantes!

Todo lo bueno se acaba, y esta historia llegaba a su fin, pero todavía quedaba la fiesta final, donde los grandes ganadores recogerían sus premios y podríamos charlar entre todos un rato comentando las batallas vividas…
Felicitar en primer lugar a mi compañera Clara Pirla, por su brillante carrera y ese puestazo tan merecido, 1ª Fémina Máster, oleeeeeé!

También a todo el Buff Scott, que tan bien me trataron, por ese 2º premio por equipos, sois la caña! Y dar la enhorabuena y las gracias a Octagon por la organización tan cuidada y todo el trabajo realizado para que pudiéramos disfrutar de lo que más nos gusta… Volar sobre la bicicleta!!! Y que no se me olvide el inmenso trabajo de los fotógrafos, sublimes!

Agradecer también de todo corazón a mi equipo, el Iberobike – BH Bikes by Atika Sport Garments, y todos los patrocinadores, por permitirme vivir estas experiencias únicas… Gracias, gracias, gracias!!!


Y ánimo a los que os leáis este tostón de crónica… jajajajaja.



Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos en Competición

Wiggle.es - Tu tienda de ciclismo online

Categorías

300x250_Lunarsport_ES

Lo más leído

Lo hemos probado

Nube de etiquetas

Ir arriba