Conductores y ciclistas, la importancia de ponerse en el lugar del otro.

ciclistas y conductores

Los ciclistas debemos exigir nuestro espacio en la carretera, cada día más gente se desplaza en bicicleta por las ciudades y tenemos el derecho de sentirnos respetados y protegidos, sin tener que aguantar que los coches nos adelanten de mala manera, nos piten y pongan en peligro nuestra vida.

Últimamente en redes sociales es muy común leer «conversaciones» que arrojan litros de bilis contra el colectivo ciclista, algunas personas directamente odian a todos los ciclista al completo, porque han visto o vivido alguna circunstancia en la que un ciclista obraba de mala manera.

Ni todos los conductores son unos desgraciados con la única misión de matar ciclistas, ni todos los ciclistas son unos cafres que no respetan las normas básicas de circulación. El odio solo genera más odio como puede leerse en los hilos infinitos en twitter, en los que cada uno de los que interviene simplemente busca poner el tuit más recurrente u ofensivo. Es decir generar un dialogo totalmente estéril que no vale absolutamente para nada.

Por eso el Departamento de Infraestructuras de Irlanda del Norte esta llevando acabo una campaña de sensibilación bidireccional, a través de anuncios en televisión, donde pretende que los conductores y ciclistas se pongan cada uno en el lugar del otro.

La carretera no es exclusiva de los coches, no tienen más derecho que un ciclista a usarla por mucho que se intente argumentar que pagan impuestos y los ciclistas no. Lo cual es un argumento falso. Todos los ciudadanos pagamos las carreteras, y tanto ciclistas como conductores tenemos derecho a usarlas y ser respetados.

Los ciclistas también debemos hacérnoslo mirar, y ser críticos con aquellos que circulan en bicicleta de forma incorrecta, aquí el corporativismo es completamente absurdo y solo consigue restarnos credibilidad.

El ciclista que se salta los semáforos lo hace mal, el ciclista que circula por el carril contrario lo hace mal y el ciclista que circula pensando que está en el Tour de Francia lo hace mal. Hay que decirlo y criticarlo.

La campaña de sensibilización del Departamento de Infraestructuras de Irlanda del Norte, no solo trata el tema del respeto mutuo que debe de haber entre conductores y ciclistas, también intenta fomentar el uso de la bicicleta en los desplazamientos diarios de casa al trabajo.

Para mostrar la eficiencia de la bicicleta en los desplazamientos por la ciudad, han hecho dos vídeos en los que se cronometra lo que tarda un ciclista y un conductor en ir del punto A al punto B.

En ambos casos las personas que van al trabajo en bicicleta tardan bastante menos que coche, pero además y eso no aparece en el vídeo, no solo se ahorra en tiempo, sino también dinero y contaminación.

Esperamos que estas campañas de sensibilización sean cada vez más recurrentes y además se implemente con clases de educación vial en las aulas, para que desde pequeños nos quede bien claro como debe de circular y compartir la calzada. Respeto entre ciclistas y conductores, esa es la clave.