Cipollini Bond…¿La bella?

Utilizar el término/apellido Cipollini en ciclismo, es evocar a la fuerza, la velocidad, el sprint en el sentido estricto de este deporte de las dos ruedas. Pero también evocar al descaro, la belleza, la exclusividad y para unos pocos (o quizás muchos) melancólicos del ciclismo de los 90, la extravagancia hecha sprinter.

Con 42 etapas en el Giro de Italia, 12 etapas en el Tour de Francia, 3 etapas en la Vuelta a España y 1 Campeonato del Mundo (2002), Mario Cipollini “Il bello” ha sido y es uno de los mejores sprinters de todos los tiempos que bien merece de la existencia de una bicicleta con su nombre.

Cipollini_BOND-4

La bicicleta Cipollini Bond no desmerece tampoco que pueda adquirir el apelativo de “La bella” ya que a simple vista capta total atención, agrada y gusta, como hemos podido comprobar con los ciclistas que la veían durante el test que hemos realizado.

Cipollini_BOND-6

A esta citada belleza del cuadro que proponen en Cipollini le podríamos añadir, continuando con las semejanzas anteriormente descritas de quien le da nombre, el descaro que ha tenido esta joven marca italiana en realizar la fabricación del cuadro en Italia, saliéndose de la práctica muy habitual de otra marcas que fabrican todos sus cuadros en factorías asiáticas.

Cipollini_BOND-2

Esto puede repercutir en un encareciemiento del producto, porque de todos es sabido que en Asia se abarantan costes, pero con el diseño y fabricación sin salir de Italia, se gana en exclusividad y control absoluto del producto.

Cipollini_BOND-5

El cuadro fabricado por la marca Cipollini se puede decir que no es un “monocasco” al uso, ya que se monta con un triángulo delantero monocasco de carbono T700 y UTS unido a un eje trasero fabricado mediante el sistema AtomlinkTM. La combinación ha resultado ser perfecta para sentir una gran transmisión de fuerza en cada pedalada, en excelente combinación con las ruedas URSUS Miura de 37mm. Cabe destacar el excelente equilibrio entre abosorción y fuerza que aporta el triángulo trasero formado por unas vainas que llegan a la caja de pedalier de una manera muy visible.

Cipollini_BOND-7

No olvidemos los visibles detalles aerodinámicos del cuadro (1050gr.), tanto en la horquilla delantera, el paso por rueda o la tija perfilada a modo de continuación del triángulo trasero AtomlinkTM.
El ADN italiano de la Cipollini Bond lo corroboran el grueso de sus componentes, como es el caso del manillar 3T (Ergonova LTD HM Carbon) y potencia 3T (10mm y 6º) , sillín Selle Italia SLR Carbon y las ruedas URSUS Miura, llanta fabricada en Italia con fibra de carbono 3K monocasco y reforzada con una capa para el sobrecalentamiento, la llamada tecnología HPS. Estas llantas (Ruedas Ursus 2015 Miura TS37: 1280gr), montadas con tubulares, que ha resultado una excelente combinación durante el test para notar al máximo la fuerza, rigidez y la potencia que requiere una bicicleta de estas características.

A la exclusividad italiana de la Cipollini Bond se le une la fiabilidad japonesa del ya establecido grupo electrónico Shimano Ultegra Di2, en este caso con platos 50×34 y piñones 11-25.

Cipollini_BOND-3

Nuestra satisfacción con la bicicleta Cipollini Bond es muy alta ya que hemos experimentado las sensaciones de fuerza, velocidad y sprint a las que apelamos al principio del artículo haciendo mención a quien da nombre a esta marca italiana. Bien es cierto que desde un punto de vista cicloturista, esta bicicleta no es apta para salidas de gran fondo a menos que pensemos en dar lo máximo desde el principio o estar acostumbrados a ritmos altos y posiciones muy aerodinámicas durante muchos kilómetros. Con esta bicicleta se debe dar todo desde el principio, ser descarado, buscar la fuerza, disfrutar de su belleza y porqué no, sentirse «Bello». En definitiva, ser un poco Cipollini

Cipollini_BOND

Distribuidor Cipollini en España www.sport-med.es

Comments are closed.