Cardigo. La bicicleta que enamorará a tu fisio

bicicleta cardigo
imagen: cardigobikes.com

El sector de la bicicleta no para de innovar buscando nuevas prestaciones para los usuarios; bicicletas de carretera eléctricas para subir puertos como un pro, bicicletas de enduro con motor para no sudar, bicicletas eléctricas de montaña para niños para que tampoco suden y puedan engordar a sus anchas y por último lo que todos estábamos demandando, una bicicleta con tecnología de fuelle para ejercitar brazos y espalda, así es la bicicleta Cardigo.

La idea de crear la bicicleta Cardigo surgió en 2017 de la cabeza de Dan Ogden, mientra este daba un paseo por su vecindario contemplando el paisaje, cayó en la cuenta de que la bicicleta por si sola se le hacía poco. Necesitaba algo más, las piernas van servidas, ¿pero qué pasa con los brazos? nadie quiere unos brazos de ciclista sin tonificar y blandengues.

Así que Dan se puso a trabajar durante meses, si si lo que lees, meses desarrollando Cardigo, realizando minuciosos bocetos, esquemas, planos y diferentes prototipos, hasta que a finales de 2018 consiguió patentar una bicicleta de ejercicios para todo el cuerpo.

La bicicleta en cuestión es como cualquier otra, sin nada especial aparentemente, el secreto se encuentra en el tubo horizontal, liberando una pestaña toda la parte de la horquilla, dirección y manillar se puede extender hasta 25 cm hacía delante. ¿Revolución? si es posible.

Esto te posibilita que puedas ir dando pedales al tiempo que «metes y sacas» de forma precisa y elegante la parte delantera de tu bicicleta.

Además este movimiento tan sugerente te permite incrementar la velocidad de desplazamiento. Tus vecinos miraran con envidia como fortaleces espalda, brazos, abdomen e incluso músculos que no sabias que existían también se pondrán superfuertes.