Vittoria Air-Liner, protección para neumáticos MTB tubeless

Vittoria lanza la protección Air-Liner para neumáticos MTB tubeless que proporciona más agarre, estabilidad y resistencia incluso con bajas presiones. El sistema Air-Liner, fabricado con un polímero de última generación patentado que ocupa una parte del volumen de aire del interior del neumático. Esta característica, combinada con su forma, proporciona una sensación de ajuste progresivo.

Hasta ahora, es habitual que los ciclistas tengan que elegir entre la estabilidad y un buen agarre de los neumáticos cuando ruedan muy rápido. La razón es que la presión del aire es el único elemento que evita que la goma se hunda contra la llanta. Los ciclistas buscan estabilidad y seguridad, pero también quieren buena tracción y agarre, lo que significa que el neumático tiene que ser suficientemente blando para deformarse y adaptarse al terreno. Gracias a los avances en carcasas y componentes, se han logrado enormes mejoras en estabilidad y agarre. Sin embargo, hay algo que ha permanecido siempre igual…, el aire dentro del neumático.

Air-Liner es ligeramente denso y también muy resistente. Su particular estructura hace que sea ligero sin poner en riesgo la resistencia y la durabilidad: su peso va de 160 g a 220 g, según el tamaño, y su vida útil es de 2.000 horas en condiciones normales y una hora con pérdida de presión (cálculos para un ciclista de 80 kg).

Se ha diseñado teniendo en cuenta las necesidades de todas las disciplinas de montaña y puede utilizarse en ruedas tubeless y tubeless-ready, con cualquier tipo de sellante (preferiblemente sin amoniaco). Además, se adapta a todos tipo de válvulas.

Air-Liner es compatible con todos los diámetros de rueda hasta 29” (700c) y se recorta durante la instalación para obtener un ajuste perfecto alrededor de la rueda.

Tamaño Categoría Rango
S Cross-Country/Maratón 1,9” a 2,2”
M Montaña/Enduro 2,25” a 2,5”
L Enduro/Plus 2,5” a 2,7”
XL Plus/Fat 2,7” a 4”

 

¿Que ventajas supone usas Air-Liner?

  • Más agarre en escaladas y descensos
  • Protección reforzada de la llanta
  • Permite presiones más bajas
  • Previene la pérdida de aire y roturas
  • Absorbe vibraciones y aumenta la comodidad
  • Permite montar neumáticos de carcasa más ligera

¿Como instalarlo?

Air-Liner se presenta como un tubo con dos hendiduras continuas -una en la parte superior que permite un fácil ajuste de la cámara de aire y es compatible con todos los tipos de válvula y otra en la parte inferior- que deja espacio para el aire y el sellante en el interior del neumático, al que proporciona un mejor soporte.

Un cierre de cremallera permite cerrar el tubo sobre la llanta. Como la longitud de Air-Liner siempre excede el diámetro de la rueda, es necesario recortarlo para ajustarlo al tamaño de la llanta. Después, se hacen sendos orificios en cada uno de los extremos (se puede emplear un destornillador). Al margen de estos sencillos pasos, el montaje de Air-Liner no es diferente del de otros accesorios similares. Para facilitarlo aún más, se aconseja humedecerlo con un poco de agua.

Presiones recomendadas

Aunque la elección de la presión del neumático es una cuestión muy subjetiva, se aconsejan las siguientes, considerando el uso por un ciclista de 80 kg y neumáticos ligeros:

  • Tamaño S: Delantero 1,1 bar / Trasero 1,3 bar
  • Tamaño M: Delantero 1,2 bar / Traseo 1,4 bar
  • Tamaño L y XL Delantero 0,8 bar / Trasero 0,9 bar