5 motivos por los que montar en bicicleta te convierten en mejor persona.

montar en bicicleta aumenta tu felicidad

Mucho se habla de los beneficios en la salud de practicar deporte y más concretamente de montar en bicicleta, pero estos beneficios también tienen una repercusión directa en nuestro bienestar mental y por tanto, cómo nos relacionamos con nuestro entorno, con un estado de ánimo positivo o negativo.

1- Montar en bicicleta mejora nuestro estado de ánimo.

Al ponernos a dar pedales generamos la proteína de la felicidad llamada endorfina, que genera en nuestro cerebro sensaciones de bienestar, relajación y nos alivia de dolores. ¿Has visto discutir alguna vez a un ciclista tomando una cerveza después de la ruta? yo tampoco, y es porque está de endorfinas hasta arriba 🙂 .

2-Montar en bicicleta reduce el estrés y las posibilidades de sufrir una depresión.

Según numerosos estudios, existe una  correlación directa entre la práctica del ejercicio moderado y la prevención y lucha contra la depresión. Así que ya sabes que la ruta en bici de los domingos, tiene unos poderes terapéuticos sobre tu mente. La excusa perfecta.

3-Montar en bicicleta de forma regular mejora nuestra concentración.

El ejercicio regular, combinando la actividad física aeróbica y el fortalecimiento muscular, ayuda a mejorar y mantener nuestras capacidades mentales  frente al envejecimiento, además se ha comprobado, analizando varios grupos de estudiantes, que los que realizan un ejercicio regular, consiguen una mayor concentración a la hora de estudiar y por tanto un mejor rendimiento académico.

4-Montar en bicicleta mejora la calidad de nuestro sueño.

Una medidor de nuestra calidad de vida viene determinado por la calidad de nuestro sueño. No solo que durmamos las horas necesarias, sino que realmente sea un sueño profundo y reparador. En definitiva que al levantarnos de la cama, sintamos que hemos descansado. En este aspecto, montar en bicicleta nos ayuda a conciliar un sueño de mayor calidad.

5-Montar en bicicleta mejora nuestra autoconfianza

Los inicios son duros, pero según vayamos viendo cómo mejoramos tanto la técnica como la resistencia sobre la bicicleta, nuestra autoconfianza se verá reforzada. Esto unido a una mejora en nuestro estado físico, puede producir que fuera del ámbito de la bicicleta, también se produzca una mejora a la hora de enfrentarnos a los demás retos que nos plantea la vida.