15 ciclistas muertos en la ciudad de Nueva York en lo que va de año. El ayuntamiento toma medidas

El alcalde de Nueva York anuncia serias medidas para disminuir el gran número de atropellos mortales a ciclistas.
Imagen de archivo.

El ayuntamiento de Nueva York, en Estados Unidos, ha anunciado serias medidas de seguridad para garantizar la integridad de los ciclistas urbanos que circulen por sus calles en bicicleta.

Las cifras están ahí. En 2018, el número de muertes por atropello a personas que se desplazaban en bicicleta en la Gran Manzana ascendió a diez. En lo que va de año, esa cifra ha aumentado hasta quince.

La última víctima mortal, una newyorquina de 28 años de edad de nombre artístico Devra Freelander, a quién un camión hormigonera le quitaba la vida la pasada semana mientras montaba en bicicleta.

En palabras del alcalde de Nueva York Bill de Blasio a querido salir del paso con un mensaje en su cuenta de twitter: «Estamos siendo testigos de un peligroso asenso de fallecimientos de ciclistas en nuestras calles y vamos a actuar con contundencia».

De Blasio ha anunciado que el Departamento de Transporte desarrollara un plan estratégico para que montar en bicicleta sea más seguro en la ciudad de Nueva York: «Ninguna muerte es aceptable en nuestra ciudad«.

Por otro lado, el alcalde ha dado orden al Cuerpo de Policía para que actúe con más dureza ante cualquier conductor de vehículo a sea en marcha o aparcado que cometa la más mínima infracción de tráfico, sobre todo en las zonas colindantes a carriles bici y calles de más afluencia de ciclistas.

Actualmente Nueva York cuenta con más de 12000 bicicletas de alquiler y 750 estaciones de aparcamientos de estas distribuidas entre los diferentes barrios.

Esperamos que estas medidas se lleven a cabo y que como otras tantas cosas, otras ciudades copien al menos alguna de ellas.